La gama más baja de procesadores dejará de estar fabricada por Intel

Por ello, Intel quiere centrarse en fabricar ellos mismos los chips que más beneficios le aportan, externalizando los Atom, Celeron, Pentium y los chipsets de 14 nm a TSMC. Según las previsiones actuales, la compañía espera que la producción se normalice a partir del primer trimestre de 2019.

Las fuentes que han confirmado esta información a Digitimes afirman que TSMC e Intel llevan en conversaciones desde mediados de 2018 para externalizar parte de la producción. Esta no es la primera vez que ambas compañías trabajan juntas, ya que en 2009 TSMC ya usó la arquitectura de los procesadores Atom para fabricar chips, además de crear el SoFIA para Intel en 2013. Además, actualmente TSMC fabrica toda la gama de FPGA de Intel.

De cara al usuario esto puede afectar en diversos factores. En primer lugar, el precio de los chips debería bajar en los próximos meses. En segundo lugar, esto abre la puerta a que Intel estreche lazos aún más con TSMC, y en el caso de que se les sigan atragantando los 10 nm, recurrir a sus procesadores de 7 nm a partir del año que viene. Estaremos atentos ante futuros anuncios al respecto.